“MUY CONTENTO, PERO EL PROBLEMA SIGUE PRESENTE”

LARGÓ 11, LLEGÓ SEGUNDO E HIZO HISTORIA: PODIO EN UN ÓVALO.-

Padeciendo por décima vez en el año la falta de velocidad y contundencia a la hora de luchar por la pole en la décima carrera del año con sede en el óvalo de Iowa, el piloto compatriota Santiago Urrutia (Belardi Auto Racing)  vio como sus posibilidades de salir a ganar una carrera quedaban cercenadas con un pálido 11o. lugar en clasificación. De hecho, los tres monoplazas Dallara/Mazda del equipo Belardi cerraban en la mañana de este domingo la peor clasificación de la escudería con sede en Indianápolis porque tras Urrutia quedaban Aaron Telitz (12) y Shelby Blackstock (13) entre 14 pilotos en pista.

Por lo tanto, quedaba una vez más en la maestría del uruguayo, en su jerarquía conductiva, la posibilidad de revolverse con lo que tenía en carrera. Tal como sucedió hace algo más de un mes en el óvalo de Indianápolis.

A diferencia de esa vez donde protagonizó una remontada formidable que se frenó contra el muro; este domingo en Iowa el final fue el que el coloniense fue a buscar desde la primera hasta la vuelta 100. Remontó y remontó, pasó y pasó autos y libró la gran batalla final ante Kellet, Herta, Kaiser y Leist.

Con los tres primeros pudo en arriesgadas incidencias. Cuando se liberó de ellos fue en busca del líder, el brasileño Matehus Leitz (Carlin). Logró recortar los 5.5 segundos de desventaja a 2.9 pero no le quedaban giros para luchar mano a mano por la victoria.

La posición que ocuparon sus compañeros de equipo a una vuelta del ganador, refleja claramente la tarea conductiva de Santiago Urrutia y agiganta su logro ya que fue dando cuenta uno a uno a sus rivales desde el lugar 11 para llegar segundo con un auto que -los registros vuelta a vuelta lo demuestran- no era ni por asomo el más rápido.
Lo que sí le ayudó a Santiago Urrutia es que contó con un monoplaza que no tuvo una gran pérdida de rendimiento pese a los 100 giros de carrera. Eso sumado a su talento y garra, hicieron la diferencia.

“MUY CONTENTO, PERO EL PROBLEMA SIGUE PRESENTE”.-

Santiago Urrutia volvió a sonreír después de muchos meses. No por el segundo lugar sino por la forma. Enorme remontada. Y porque además, sabe que se sacó una espina con los circuitos ovales demostrando que ya es capaz de dominarlos, sacar grandes resultados. El segundo lugar lo puso por primera vez en el podio en un autódromo oval y eso es histórico. Nunca antes lo había conseguido un piloto compatriota en estados Unidos.

“Ciertamente que estoy muy contento, muy feliz, por la carrera, por la remontada y por el podio. Pero el problema sigue presente. No somo rápidos en clasificación y eso condiciona todo. En esta carrera y largando en los primeros lugares, estoy seguro que podía ganarla. Hay que trabajar en eso. Si logramos resolverlo, todavía se puede pelear el campeonato”, indicó Santiago Urrutia.

YA ESTÁ RUMBO A TORONTO, CANADÁ.

Tras 10 carreras de 16, Santiago Urrutia ahora es quinto a 49 puntos del líder Kyle Kaiser. La próxima cita es este fin de semana en las calles de Toronto, Canadá. Carreras 11 y 12 de la temporada. Clasificar adelante es determinante porque luego los sobrepasos son poco menos que imposible.

Nuestro compatriota y el equipo Belardi ya están camino a esa pista.